¿Nos muestran los medios de comunicación una imagen real de los niños y las niñas? (*)

¿Nos muestran los medios de comunicación una imagen real de los niños y las niñas? (*)

 

“Por lo general, los niños y niñas aparecen en los medios o como ángeles o como demonios, es decir, o cuando esos niños ven violentados sus derechos o cuando quebrantan los derechos de otros. Yo creo que esas imágenes son tremendamente reductoras y que hay que fomentar la imagen real de los niños y niñas como ciudadanos y ciudadanas.”

Nos lo explica Marta Martínez, Socióloga, cofundadora de Enclave y especialista en Derechos de la infancia y Evaluación de proyectos de cooperación al desarrollo. Hablamos con ella para que nos explique cómo cree que aparecen representados los niños y las niñas en los medios y como podría contribuirse a mejorar esa representación desde los ámbitos locales.

PREGUNTA: Como punto de partida, ¿cuál es el contexto general en cuanto al tratamiento por parte de los medios de los temas que tienen que ver con la infancia?

RESPUESTA: En primer lugar yo creo que la Convención nos trajo una serie de retos y nos abría un nuevo paradigma en el que al reconocer a los niños y niñas como ciudadanos activos de pleno derecho, nos interpelaba a todos los actores a que hiciéramos un tratamiento diferente de la idea de infancia. Pese a que los avances son indudables, yo creo que hay todavía algunos sectores que podríamos decir que están en tránsito. Es decir, que pese a que han hecho alguna revisión respecto a cómo tratan su quehacer profesional, creo que los medios de comunicación siguen reproduciendo una imagen de los niños y las niñas que no es del todo deseable.

Hay estudios que han puesto de relieve, a partir del análisis de medios, qué temas tratan sobre los niños y niñas y cómo los tratan. Por lo general, la infancia está ausente en los medios; los niños no constituyen noticia y cuando la constituyen, suelen tratar a la infancia como problema y creo que eso reproduce imágenes que no son deseables desde un enfoque de derechos.

Pero además, analizando cuáles son los principales temas que abordan los medios, hay un foco intenso sobre cuestiones que tienen que ver por ejemplo con la educación o la violencia pero hay otros temas que apenas están presentes: cultura, participación, integración…

Me gusta recordar que la Convención está llena de frases del tipo “todos los temas que afectan a la infancia”. Y así debería ser porque todos los temas que afectan a la infancia son todos, desde las políticas de defensa, a las políticas económicas o por supuesto las políticas sociales. Pero también las políticas de participación y su rol en la sociedad, que sigue siendo una de las mayores ausencias en lo que a cuestiones de infancia se refiere.

PREGUNTA: En los medios, muchos temas y muchas secciones supuestamente dedicadas a infancia, tienen más que ver con la maternidad y la paternidad…

RESPUESTA: Exactamente. Los niños y niñas tradicionalmente han sido tratados en tanto que pertenecientes a una familia. Y esta idea, la idea de familiarización de la infancia tampoco ha contribuido a que los niños y las niñas sean reconocidos sujetos de derechos per se independientemente de la familia a la que pertenezcan. Porque además sabemos que, no todas las familias son protectoras y que el concepto de familia cada vez es un concepto más amplio y diverso.

Haciendo un repaso por la historia de la infancia, siempre la ha observado desde miradas muy adultocéntricas, utilizando a los adultos como el principal patrón de referencia.

PREGUNTA: Los niños que vemos en las noticias de televisión o los periódicos, ¿se corresponden con los niños de verdad?

RESPUESTA: Por lo general, los niños y niñas aparecen en los medios o como ángeles o como demonios, es decir, o cuando esos niños ven violentados sus derechos o cuando quebrantan los derechos de otros. Yo creo que esas imágenes son tremendamente reductoras y que hay que fomentar la imagen real de los niños y niñas como ciudadanos y ciudadanas.

También hay una tercera imagen significativa y que deberíamos explorar y es que los niños y niñas aparecen frecuentemente como consumidores antes que como ciudadanos.

Son todos elementos que perpetúan imágenes que no son acordes con un enfoque de derechos.

PREGUNTA: Cuando la noticia se centra en la historia de los adultos, ¿no crees que la historia de los niños se emplea siempre como “decorado”, como un mueble que ayuda a explicar la historia pero que nunca es protagonista?

RESPUESTA: Sigue imperando una imagen de los niños como objetos y no de los niños como sujetos, como actores. Se sigue reproduciendo una imagen de los niños como espectadores, sin tener en cuenta que los niños contribuyen, construyen sociedad igual que los adultos.

Esto también está relacionado con los contenidos que se difunden en las facultades y los centros de formación. Hace poco organizamos un curso en La Casa Encendida y nos contactaron muchos periodistas que nos decían que les interesaba el tema pero que en la Universidad no se aborda para nada como debe ser tratada la imagen de la infancia en los medios de comunicación.

Los niños y niñas tienen una mirada particular sobre la realidad, les afecta de un modo particular y yo creo que el hecho de que no les estemos considerando, primero, hace que estemos excluyendo a un colectivo que representa un porcentaje muy importante en la sociedad, pero además, nos estamos perdiendo una manera particular de ver el mundo desde sus propias vivencias. Algo que podría contribuir a que esa imagen de los niños como incapaces se superara y que les viésemos como seres capaces y con la misma dignidad que los adultos.

PREGUNTA: Con respecto a la prensa local, ¿ crees que el hecho de la proximidad (vs prensa nacional) puede hacer que la imagen de los niños se aborde de otro modo?

RESPUESTA: Considero que la prensa local, precisamente por esa condición de cercanía, de narrar la vida cotidiana, a mi juicio tiene una responsabilidad mayor pero al mismo tiempo tiene una oportunidad enorme para fomentar una imagen distinta de la infancia.

En un ámbito en el que cualquier noticia le resulta más cercana es una oportunidad excelente en la que los vecinos pueden poner nombres y apellidos a los que está ocurriendo. Creo que hay numerosas experiencias en las que los niños y las niñas pueden transmitir su realidad en positivo, y creo que es importantísimo para romper esas lógicas de los niños como problema.

En Perú, existe una iniciativa llamada NAPA (que responde a las siglas No Apto Para Adultos) , en el que las niñas y niños son redactores con noticas de carácter generalista dirigidas a los niños. Es decir, no son solo noticias de carácter infantil -que esa es otra tendencia, infantilizar a la propia infancia-, sino que son noticias de todo tipo contadas desde los niños y para los niños.

Los medios de comunicación digitales, con muy pocos medios y mucha creatividad, permiten generar este tipo de experiencias en la que los niños se vuelven redactores y narradores de las vidas de su entorno y fortalecen esa imagen en positivo que queremos transmitir.

PREGUNTA: ¿Y qué papel podrían tener los ayuntamientos?

RESPUESTA: Desde los ayuntamientos y organismos de carácter local deberían fomentar este tipo de experiencias precisamente por su cercanía con la ciudadanía. Existen iniciativas locales muy bonitas que acercan a diferentes colectivos desde el punto de vista generacional. Por ejemplo, iniciativas en las que los niños y las niñas relatan la vida de sus mayores, de sus abuelos… Porque además, vivimos en una sociedad en la que no consideramos a los niños porque creemos que no son capaces y consideramos que las capacidades de los mayores ya están caducas. Y a mi me parece que trabajar con estos dos polos de población contribuye a generar sociedades mucho más ricas.

Creo que a nivel local sigue siendo una asignatura pendiente la reconocer un mayor protagonismo a la voz de los niños y las niñas, hacer que los niños sean los propios narradores de su experiencia y los encargados de transmitir una imagen propia acorde con su realidad. Son investigadores natos de las experiencias de vida y es una riqueza que nos estamos perdiendo.

(*) Esta entrevista fue realizada y publicada el 30 de mayo por el programa Ciudades Amigas de la Infancia, de UNICEF, Comité Español.

Foto: Iquitos, Taller fotográfico con niñas, niños y adolescentes en el marco de la investigación "Ser niña, ser niño" (2011)